jueves, 3 de mayo de 2007

La mirada del otro


A uno lo que le gustaría es contar historias épicas que enardecieran los corazones y cantaran las gestas de las que es capaz el ser humano; o historias pequeñas que llegaran al lector, trozos de vida que hablaran de tú a tú, y que, aunque insignificantes no por ello fueran menos profundas.

Sin embargo me pongo a ello y lo único que me sale es un señor mirando a una jirafa y una jirafa mirando a un señor.

No sé si a los demás dibujantes les pasa, pero a mí constantemente.

3 comentarios:

javi dijo...

Jaja, están los dos muy bonitos, muy tiernos, el cartel y éste.

Un saludo!

Gordito Relleno dijo...

Muy engallado veo yo al tipo ese, como si envidiara a la jirafa.
Está simpático.

choko dijo...

Yo creo que tienes razón Gordito ese señor le tiene envidia a la jirafa, no sé muy bien por qué, pero desde luego el estatus de jirafa es envidiable.

Eso de la ternura es una cosa a explorar porque tampoco es algo que se haga adrede, en el caso de este dibujo menos que en el del cartel, claro.

Un abrazo!