domingo, 6 de mayo de 2007

Amores Payasos


Cartel para la obra Amores Payasos de la compañía Nebel Clown. Si queréis saber algo más de la obra pinchad aquí.


En este caso me he "inspirado" en los dibujos propios de los niños, quería que el cartel diera esa sensación candorosa y gamberra que tienen los dibujos que los críos hacen en sus libretas.
¿Veis los corazoncitos de lápiz de colores alrededor del título? Están escaneados de una tarjeta que me hizo una de mis alumnas de inglés, Mari Carmen, todo un terremoto, pero muy bonica ¡y una gran artista! Me parece a mí que la plenitud creativa de las personas se cumple a los seis o siete años, el resto del tiempo vamos cuesta abajo, y luego tenemos que empezar a desaprenderlo todo.


Hecho con bastante prisa, quizás lo cambie un poco para próximas actuaciones, os mantendré informados...

4 comentarios:

Gordito Relleno dijo...

Yo ampliaría el intervalo de plenitud creativa hasta los once o doce. Después ya se cogen malas influencias y viene la decadencia.

Un cartel muy llamativo y sensible, sí señor.

choko dijo...

Gracias gordito.
Sí, puede ser, aunque yo no he "convivido" tanto con niños de esa edad... Si he aprendido algo de mis experiencias "payasiles" es que es díficil quitarse las "convenciones" que nos ofrece el mundo adulto... Los niños de esta edad aún les gusta que les cuenten cuentos y tienen cosas de una lógica ilógica tremenda :O)

javi dijo...

Sí, sobre todo en la adolescencia -masculina- hay un gusto por el realismo aplastante, pero un realismo a lo Boris Vallejo para entendernos, muy idealizado y musculado. La biología, esa tirana...
Mi chica trabaja con niños de 6 años y pintan cosas increíbles de bonitas, unas combinaciones de colores alucinantes.

Un saludo!

choko dijo...

Además es que no les da miedo experimentar, rotus, lápices, pegamento, tijeras, brillantina, todo vale! Y a esa misma conclusión yo estoy llegando con el tiempo y después de mucho tiempo agarrotao... No sé, qué malo es ser adulto! ;O)