jueves, 18 de octubre de 2007

Dos Donald

He vuelto de Oslo, donde he pasado el puente en buenísima compañía.
Una de las cosas que más me ha llamado la atención de la ciudad es que el personaje más famoso de allí es... ¡El pato Donald! Completamente en serio, el palmípedo aparece en la prensa, en los comic books (evidentemente) da su nombre a un pub y ¡sale hasta en los autobuses!




Así que aprovechando esta tesitura os pongo dos bocetitos de Donald, que hice hace tiempo, cuando pensé que quizás podría mandarlo a una de esas editoriales que hacen cosas para la Disney, ni lo intenté, el resultado, creo, hace que se note demasiado de manos de quién viene y no sé si eso les guste mucho a las agencias...




Por otra parte, estos dibujos, están hechos de memoria, sin usar el lápiz, directamente a tinta. Llegué a pensar en un proyecto de portada pero en seguida me desanimé por las razones que os he dado.


¡Disfrutad de uno de los marineros sin pantalones que más triunfa en Noruega!

3 comentarios:

javi dijo...

Me gusta mucho el segundo. ¿Mmmsche puede saber quién anda en la nevera a estas horas, hombrepordiosya...? :)

Creo que esas editoriales tienen una guía de estilo -proporciones, gestos, trazo- para que no te salgas del canón. Chungo ajustarse a eso, sí.

Qué bien! Puentecito y vacaciones y compañía agradable, así da gusto! :)

Un saludo y buen regreso!

P.J.Cifuentes dijo...

Joer, cosa mas rara de mundo, tu... seguro que hay una buena historia tras esta afición por el pato Donald, pero en todo caso, hay que ver lo raros que somos los dibujeros: Con lo bonito que debe ser Oslo y tú solo nos cuentas lo del pato ese!!!

XDDDD

choko dijo...

javi: Me lo imaginaba, yo ahí no encajo :D

A mí también me gusta más el segundo que sí me lo veo más en un tebeo...


p.j.cifuentes: Bienvenue, Willkomenn, welcome!

Pues sí los dibujeros somos mu raros, como tú sabrás, que las tiras esas que haces están muy majas, ladrón :)

pd: por si quieres algo más de información las chicas allí son muy grandotas y rubias y hace frío.