lunes, 10 de septiembre de 2007

El verano ya pasó



El señor Gordito me pidió un chiste vacacional, no pude dárselo, así que espero se conforme con uno postvacacional. Al niño patata, lo mismo que a mí cuando tenía su edad (que ahora mismo no tengo muy clara) le molesta mucho estar en el agua y que llueva, lo cual es muy normal porque si te estás mojando por abajo es un gasto bastante tonto el tener que mojarte por arriba.

(Clickear la imagen para hacer más grande, que el letrerillo me ha quedado pequeño. Lo cambiaré prontamente)

4 comentarios:

javi dijo...

Jejeje. Sobre todo porque la lluvia, igual que el bestiosol de agosto, permite hacer muy poquitas cosas! Y vaya vacaciones si uno no puede salir de casa! :)

Un saludo!

choko dijo...

Claro!

(Toma ya contestación inteligente)

Saludazos!

Gordito Relleno dijo...

Un gran chiste, sí señor. No solo me conformo sino que me ha encantado. Además, el niño patata no deja de tener un conformismo solidario alegrándose del bien ajeno.

choko dijo...

Sí, el niño patata es así. La verdad es que creo que este chiste me podía haber salido aún más blanco, más absurdo, no sé, más "Tonesco", pero bueno no siempre se da en el blanco, aunque el resultado no esté mal del todo, tampoco, las siguientes aventuras del niño patata sí tendrán ese caracter pero me las voy reservando